Llega la “Uberización” a las Oficinas (I)

 In articulo

Al igual que Airbnb a los hoteles, o Uber con los taxistas, en el sector de los workspaces tenemos nuestras réplicas y no son cualquier cosa. Tradicionalmente el sector de los centros de negocios trabajamos con brokers online,  agencias especializadas como matchoffice o instant offices son un habitual en nuestros quehaceres diarios, pero incluso a estas empresas nacidas al calor del primer internet les ha llegado la revolución digital y los efectos de la economía colaborativa.

¿Ofrecer tu propia casa como una oficina?

La idea es sencilla y atractiva: obtener ingresos extra por ofrecer tu hogar para que otros trabajen en ella. Tu casa cuenta con todos los elementos necesarios para ser una oficina: internet, una impresora, un espacio dedicado para el trabajo y reuniones (comedor), para tomar un café (cocina) incluso hasta un momento de relax (salón, incluso con algo de suerte tendrá el casero una playstation)

15 minutos googleando y llevo encontrados más de 10 empresas que se dedican exclusivamente a ofrecer espacio en casas particulares como lugares de trabajo. Todos se definen a sí mismo como “el airbnb de las oficinas”, “el modelo uber aplicado al coworking”, todos arrojan noticias de rondas de financiación exitosas, valoraciones con más de 6 ceros, la palabra millennials …lo habitual en la locura digital.

“Idle assets”

La diferencia de estas apps de otras que ofrecen el espacio sobrante de oficinas operativas (existen decenas de portales que permiten alquilar aquella sala con 5 puestos de trabajo de un proyecto frustrado y así obtener un ingreso extra a la actividad principal) radica en que hablamos de un hogar, un activo que en ningún momento llegó a concebirse que pudiera rentabilizarse y usarse del modo que estas empresas lo conciben, la revolución digital provoca la desnaturalización de los objetos.

Es la última expresión de la economía colaborativa, recordemos que cuyo objetivo es optimizar  y obtener un rendimiento por nuestros “activos ociosos”: casas, coches, garajes, herramientas….están vacíos o sin uso durante gran parte del día.

No obstante, estas ideas no son especialmente nuevas, es la expresión del siglo XXI lo que antiguamente venían haciendo propietarios de casas en barrios señoriales para obtener ingresos extras ante situaciones familiares económicamente delicadas: alquilar el despacho de la entrada a médicos o abogados para que estos pasaran sus consultas. La tecnología ha permitido que se un tema de escala…escala global.

¿Qué hacemos el sector de los workspaces?

El próximo día termino el post…